Tí­o Gamboín

Tío Gamboín

Inicios
Gamboa vio la primera luz en la ciudad de Mérida, Yucatan, el 1 de diciembre de 1917. Fue un niño muy inquieto al que le gustaba visitar radiodifusoras locales y jugar con los micrófonos, pero la escuela parecía no estar en sus planes, ya que fue un mal estudiante.

Sus años en la radio
En 1937 su padre compró una estación de radio, rentó una casa en Mérida, adquirió un equipo en 10 mil pesos y nombró a Ramiro gerente de la empresa ante un destino incierto, ya que eran los inicios de la radio en la entidad y no era un negocio del todo rentable.

Un día, el locutor base de la estación no llegó y Ramiro se vio en la necesidad de tomar su lugar, para su sorpresa, su voz fue bien recibida, al grado de que pedían que se repitiera más seguido en algunos programas.

Luego de esa primera experiencia, pasó a formar parte de los locutores base de la XEME de Mérida, por dos años. Durante esa época llegó al lugar Amalita Gómez Zepeda, con la misión de entablar negociaciones para integrar la estación a Radio Programas de México.

De esta forma, Ramiro conoció a Amalita, quien le dijo que si algún dí­a decidía viajar a la Ciudad de México en busca de trabajo recurriera a ella, y así lo hizo él años más tarde.

En 1938 visitó a Amalita para comentarle su ilusión de trabajar en la XEW, por lo que ella lo presentó con Emilio Azcárraga Vidaurreta , quien lo llevó con Othón M. Velez. A los tres meses lo mandaron a la XEQ, donde duró casi 20 años y 24 en la XEW.

Entre los programas radiofónicos en los que participó estuvo el titulado “Quiero trabajar”, que fue una especie de bolsa de empleos, el cual permaneció nueve años al aire.

A lo largo de su carrera como locutor Ramiro Gamboa formó inolvidables parejas con otras personalidades como Arturo Ernesto Manrí­que Elizondo, “El Panzón Panseco”, a quien conoció cuando trabajaba en la XEQ en el programa “El yate y la tortuga”, unión que duro 13 años, y con ‘Chabelo’.

El dúo cómico “Chabelo y Gamboa”
Durante algunos años de la década de los 1950, Ramiro Gamboa formó un dueto cómico con Xavier Lopez “Chabelo”. Actuaron en programas de televisión y en el cine. Las rutinas cómicas que realizaban daban a Gamboa el papel del padre de “Chabelo” (personaje que representa a un niño), y gozaron de la aceptación del público. Muchos años después de la separación del dueto, Xavier López seguía refiriéndose a Ramiro Gamboa, de manera afectuosa, como su “papá”.

Presentador de dibujos animados
En los años 70, el “Tí­o Gamboín” condujo “Una tarde de tele” donde aparecía anunciando los dibujos animados, entre los cortes enviaba saludos y felicitaba a quienes cumplían años, además de dar consejos auxiliado por cápsulas de “El Monito Reportero”.

También mostraba su colección de juguetes de cuerda e invitaba a los niños a formar parte de su lista de sobrinos escribiendo a la dirección o llamando al número telefónico del programa. Siempre se le vio de saco rojo, con personajes de caricaturas en sus solapas.

Utilizaba asimismo camisa blanca y corbata de colores, siempre estaba sonriente, detrás de una mesa y una tablita al frente donde estaba escrito el número telefónico del programa.

Deceso
El inolvidable “Tío Gamboín”, Ramiro Gamboa, falleció en la capital mexicana el 30 de diciembre de 1992.

¿Deseas ampliar o corregir información? Enví­ala a:

email web divierten.com

4 thoughts on “Tí­o Gamboín

  • September 13, 2008 at 11:20 AM
    Permalink

    SIEMPRE VEIA YO AKEL PROGRAMA DEL TIO GAMBOIN, LUEGO CUANDO SALIA CON EL GATO GC, ME ENCANTABA LA ALEGRIA KE TRASMITIAN, KE DIOS LO TENGA EN SU SANTA GLORIA

    Reply
  • January 17, 2009 at 12:27 PM
    Permalink

    no me perdia un solo programa y asta le enviava cartitas y le pedia al gato ke me mandara un gc.de mis favoritos

    Reply
  • January 26, 2010 at 10:28 PM
    Permalink

    Su labor fue mas que nada la de un presentador de caricaturas, no era comico ni payaso solamente era un presentador que llenaba ese espacio pero que realmente no tubo cine al menos no lo recuerdo me falto saber de el simpelmente no me divertia y nunca le mande cartas no me gustaba de tio jajaja.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *